Valoración de fincas rústicas


Valoración de fincas rústicas

Existen distintos escenarios en los que los propietarios de fincas tienen que hacer una valoración de fincas rústicas. En ventas, división de fincas, herencias, expedientes de expropiación o en cualquier otra situación, puede contar con nuestra experiencia. Así, haremos la valoración de fincas rústicas y usted sabrá cuál es el valor de mercado de la misma.

La valoración de las fincas rústicas se realiza a través de métodos aprobados por la Junta de Andalucía cada cierto tiempo. Cada finca rústica se tiene que dividir en tantas subparcelas como clases de cultivo e intensidad productiva tenga definidas según la cartografía catastral. A la superficie de cada subparcela se le aplica el precio medio que corresponde a la clase de cultivo y a la intensidad productiva definidas catastralmente.

Si existen diferencias entre la realidad y lo que indica catastro, se pueden aplicar los precios medios previstos en la Orden correspondiente.

Además, en este caso hay que solicitar una modificación catastral para solucionar el problema. Cuando en la finca rústica se hallen edificaciones u otras construcciones, la valoración de éstas se efectuará conforme a los medios de comprobación de las fincas urbanas. Este valor se sumará al valor calculado del suelo para obtener el valor total del bien inmueble rústico.

Es muy importante obtener una valoración de la finca por un técnico capacitado y visado por el Colegio Oficial puesto que la Ley, en caso de venta del inmueble, herencias u otras actividades que supongan la transmisión de la propiedad, actúa de formas distintas a la hora de realizar la liquidación y del pago de los impuestos, pudiendo realizar una inspección y una valoración paralela si el precio del inmueble varía mucho a la baja respecto a lo que existe en la actualidad en el mercado. Si ese valor se encuentra por encima de la Orden, el valor tiene presunción de certeza.