Residuos de Imazalil en naranjas israelíes


Residuos de Imazalil en naranjas israelíes

El Rasff (Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Comisión Europea) detectó residuos de Imazalil en naranjas Israelíes. El producto presentaba unos límites máximos de 13,1 mg/kg. El límite máximo permitido es de 5 mg/kg, lo que supone casi el triple de los límites máximos autorizados para este producto. De este modo, las autoridades sanitarias ordenaron que el producto se retirase del mercado.

El Imazalil es un disruptor endocrino que puede afectar al sistema endocrino si se produce su ingesta. Los efectos más significativos se producen la descendencia de mujeres embarazadas expuestas a este producto. Además, afecta también a la reproducción e incluso a otros animales puesto que el medio ambiente no se encuentra a salvo de dichos productos.

El Imazalil es un plaguicida utilizado habitualmente en agricultura, junto a ceras y otros productos. Los disruptores endocrinos afectan incluso por debajo de los límites máximos permitidos. Además, hay que tener en cuenta que normalmente el agricultor trata los árboles con más de un producto. De este modo, el efecto nocivo será aún peor.

El Rasff es un organismo creado en 1979, encargado de velar por la calidad de los productos que comemos los europeos.

Por todo ello, hay que tener en cuenta que no todas las pieles de la fruta pueden ingerirse. La sociedad actual demanda productos aparentemente sanos, brillantes y sin restos de plagas. Aún así, hay que tener en cuenta que no todo lo bonito es saludable, porque estos productos tan nocivos ni se ven si se huelen.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.