Permisos de poda y resalveo


Permisos de poda y resalveo

Permisos de poda y resalveo

Se tramitan las solicitudes necesarias para la autorización y los permisos de poda y resalveo de encinar de la zona. Estos permisos son imprescindibles y obligatorios para realizar la poda y limpieza tanto de encinas como de otras especies de vegetación forestal. De esta forma se evitan así problemas legales.

La zona de Los Pedroches está formada por infinidad de encinas, que es el paisaje característico que se asocia a la zona. La Administración, para cuidar y velar por su integridad y evitar esquilmes y otras atrocidades, obliga a solicitar permisos para las acciones que se quieran realizar sobre la masa de encinas, alcornoques u otra vegetación que componen la zona.

La poda de la encina se realiza cortando sus ramas para darle una formación al árbol, favorecer la producción de bellota o para revitalizarlo. La poda de los árboles siempre se realiza durante su paro vegetativo invernal y es la Administración la que se encarga de otorgar el permiso de poda al propietario que lo solicite. Es de carácter obligatorio solicitar la autorización para realizar podas, resalveos u otras actividades relacionadas con la vegetación.

Es necesario aportar un croquis o una ortofoto, dependiendo de la superficie de la finca implicada, para delimitar la zona de actuación. Además, hay que describir la situación topográfica de la zona, con sus pendientes máxima, mínima y media, la longitud y anchura de las zonas en las que se va a actuar, superficie de cada una y el número de árboles que se va a podar. La solicitud deben presentarse al menos con veinte días previos al inicio de la actividad y en el organismo competente. Hay que tener en cuenta que las acciones descritas en la solicitud, no se pueden comenzar hasta que el interesado no posea la autorización correspondiente.