Las siembras de cereal en peligro


Como ya se comentó en una de las entradas anteriores al blog, las altas temperaturas y la escasez de lluvia están mermando las siembras de cereal. A mediados de marzo, se está observando que la mayoría de los cereales cultivados están adelantando su ciclo, casi la totalidad han espigado. Los estados fenológicos son muy diferentes incluso dentro de la misma plantación, debido a la diferencia de temperaturas entre el día y la noche. Además, esas variaciones térmicas están provocando la aparición de distintos hongos, como la septoria y la roya, éste último debido al rocío matutino. Otro problema son las plagas como el pulgón negro, que debido a las elevadas temperaturas diurnas del mes en el que nos encontramos se ha detectado en distintas parcelas de cereal.

Puesto que no hay previsiones de lluvia a corto plazo, no es recomendable utilizar herbicidas, insecticidas o fungicidas en las siembras de cereal. Al añadirlos, la planta tendría que hacer un gran esfuerzo para metabolizar dichos productos, lo cual sería perjudicial para su desarrollo y se sufrirían más pérdidas que beneficios. Además, la mayoría de las plantas se encuentran en un estado de estrés hídrico que dificulta su desarrollo y la respuesta a estos productos.

Las zonas de regadío siguen aportando agua para intentar salvar la cosecha de cereal de este año. Mientras tanto, los secanos dan por perdida la cosecha casi en su totalidad, puesto que los cereales no terminan de desarrollarse adecuadamente.

También hay que destacar, que la reserva hidráulica en toda España está en disminución con una media del 58,1%. Se encuentran por debajo de dicha media las Cuencas del Júcar, Segura, Guadiana, Guadalquivir y Tajo.

Esperemos que cambie de forma radical el tiempo y empiecen las lluvias, por el bien de todos.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.