La PAC que se avecina


La PAC que se avecina.

 

En los últimos meses se está negociando la futura Política Agrícola Común (PAC). La salida de Reino Unido de la Unión Europea hacia preveer un descenso en el presupuesto comunitario y por tanto, también de la PAC. Las negociaciones quedaron suspendidas en el mes de febrero antes la imposibilidad de llegar a un acuerdo. Por un lado los países con mayor producción agrícola como España, Francia y Alemania querían seguir con el presupuesto sin tocar. Por otro lado los países frugales, como Austria o Dinamarca, creen necesario reducir el presupuesto. Inicialmente se preveia que cada país aportara entre el 1,0 y el 1,35 del PIB. pero con la situación actual es evidente que el presupuesto se verá reducido.

La PAC como el resto de políticas europeas también se verá reducida, a pesar de las declaraciones del Ministro Planas. Tras el acuerdo de la última cumbre España recibirá alrededor de 47.682 millones de euros, lo que se traduce en unos 6.800 millones de euros al año. Estas cifras suponen unos importes muy similares a los que venían cobrando en el anterior período de programación. Las organizaciones agrarias no se fían del Gobierno y creen que esos importes serán menores. La importancia de estas ayudas radica en que suponen el 30% de la Renta Agraria y aseguran la supervivencia de muchas pequeñas y medianas explotaciones. Las explotaciones españolas cobran de media unos 8.500 € aunque la mitad no llega a los 1.200 € al año.

El nuevo programa de ayudas llevará asociadas nuevas exigencias para acceder a los fondos europeos. Entre esos requisitos están reducir un 20% el uso de fertilizantes, reducir un 50% el uso de productos fitosanitarios y antibióticos y aumentar, la superficie ecológica al 25% de la superficie agrícola útil de cada país. Actualmente España tiene sólo de 9% de su superficie en producción ecológica. La UE pretende potenciar la Agricultura Ecológica para lo cual establecerá unos Ecoesquemas, en el que se establecerán incentivos para los agricultores que implementen sus medidas agroambientales.

Sin embargo, uno de los principales problemas a los que se debe enfrentar el campo español es al relevo generacional. En nuestro país la mayoría de los agricultores tiene una edad por encima de los 60, lo que conlleva un envejecimiento del campo español.

Además otro de los factores a tener en cuenta son las importanciones de producciones exteriores, con menos requisitos de producción que las europeas. Entre estos requisitos destaca el uso de productos fitosanitarios. Por tanto, las negociaciones de la nueva PAC deben tener en cuenta no sólo el reparto de fondos sino una competencia leal y justa con las producciones de terceros países.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.