La industria lechera más grande de Europa prevista en España


Un pueblo de 155 habitantes de la provincia de Soria, llamado Noviercas, tiene en proyecto la construcción de una de las mayores granjas de industria lechera del mundo y la mayor en Europa.

900 hectáreas de tierra acogerían a más de 23.000 vacas, con más de 16.000 vacas lecheras, siendo el resto dedicadas a recría y reposición. Se prevé  un consumo de pienso diario en la industria lechera de seiscientas toneladas y un consumo de agua de entre cuatro y seis millones de litros.

El pasado febrero, 33 eurodiputados de distintos países enviaron una carta al gobierno español y al regional para solicitar la paralización del proyecto. Se basan en que es un modelo de industria lechera exportado de Estados Unidos, que en la actualidad no tendría cabida en Europa.

Existen antecedentes similares en países fronterizos como es el caso de Francia. Miles de agricultores, ecologistas y otros sectores  se manifestaron en contra de la construcción de una explotación de 1.000 vacas. Aún siendo mucho más pequeña que la prevista en España, la denominaron los medios como una «granja gigante». En Oregon (EEUU), cuna de la ganadería industrial, varios sectores se han manifestado en contra de una explotación de 30.000 vacas. Ésta está prevista a orillas del río Columbia, y abogan por la defensa del agua, de la salud pública y el bienestar animal.

Lo que está claro es que esta granja, que se va a ubicar en un pequeño pueblo español, va a suponer numerosos impactos en él.

Así, va a interferir en la economía del lugar, el medio ambiente, en la calidad del agua y del aire de la zona. Además hay que tener en cuenta el impacto global que estas macroindustrias generan en el cambio climático. Sólo el consumo de agua diaria sería la misma que el agua que consume la ciudad de Soria. La cantidad de residuos que produciría al año equivaldría a cincuenta veces los creados por la provincia de Soria y al doble de los residuos generados en la región de Castilla y León en un año. Además del gran impacto en cuanto a la población, puesto que se destruirían centenares de empleos y se eliminarían también cientos de explotaciones familiares.

Es un proyecto muy ambicioso, que no tiene en cuenta muchos factores poblacionales, ambientales, económicos ni los relacionados con la salud pública. Por tanto, son modelos de explotaciones que cualquiera podría poner en cuestión.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.