Informes periciales de daños


Situaciones como la entrada de ganado vacuno en zonas de olivar, entrada de ganado cinegético en los cultivos o daños por condiciones climáticas adversas en los cultivos o en las instalaciones ganaderas, provocan pérdidas económicas en las explotaciones que pueden ser susceptibles de indemnización económica y reclamación en vía judicial. Nosotros elaboramos el informe para que pueda ser reclamado.

El informe pericial es un medio de prueba indirecto y científico que le sirve al Juez para valorar, apreciar y tener conocimiento de los aspectos técnicos y de relevancia que se le puedan escapar a la hora de dictar una sentencia. El perito tiene los conocimientos técnicos especializados en fincas rústicas que le capacitan ante el Juez y que permitirán al mismo conocer con facilidad y de forma clara los daños que se han producido.

Para realizar el informe pericial, primero se hace una recopilación de toda la información necesaria, además de documentar la zona con una visita sobre el terreno y la realización de un reporte fotográfico, siendo este último un compendio de pruebas visuales muy importantes a la hora de presentar el informe en un juicio. Se adjuntará además cartografía catastral, valoraciones de los daños y cualquier otra prueba o documento que facilite y aclare la labor del juez.

Es por ello, que un informe pericial es, en no pocas ocasiones, de gran relevancia a la hora de salir invicto o fracasar en una demanda judicial. Es una prueba aclaratoria para el juez y para el letrado encargado de la demanda o de la defensa del afectado, en el que se pueden basar para mejorar su trabajo.

Se pueden realizar muchos tipos de informes periciales tales como informes periciales de daños, informes topográficos, daños en cultivos, en plantaciones de frutales o cualquier informe de otra naturaleza asociada a la agricultura y ganadería.