España a la cabeza en producción ecológica


La producción ecológica en España.

En España, la producción en agricultura ecológica ha aumentado muy deprisa a lo largo de los últimos años. En el año 1.991, la producción era casi insignificante, mientras que ya en el año 2.016 se ha alcanzado una superficie total de casi 2 millones de hectáreas. Por ello, la producción ecológica en España es la mayor de la Unión Europea en unidades de superficie.

No obstante, en consumo de productos ecológicos somos uno de los países menos concienciados. Así, la mayor parte de la producción va dirigida a la exportación a terceros países. De todos modos, según datos del Mapama, en consumo interno de productos ecológicos se ha visto incrementado en un 28% en el año 2.016.

Es responsabilidad del consumidor exigir productos de calidad. Existen ya numerosos estudios científicos que demuestran el perjuicio que suponen para la salud los agroquímicos, provocando cáncer y otras enfermedades al alza en nuestra sociedad. Es por ello que los productos ecológicos no son tan caros respecto a los denominados convencionales. Indirectamente el dinero que se ahorra en alimentación se gasta en medicamentos y además, las autoridades, en el medio ambiente.

Según un estudio realizado por la FAO en el año 2.014, por cada euro que el consumidor se gasta en un alimento convencional, hay que gastar otro euro para subsanar los problemas del medio ambiente. A ese hay que sumarle otro euro más para corregir los problemas de salud provocados por este tipo de alimentos, tales como la diabetes tipo b, la malnutrición, cáncer o los distintos tipos de alergias derivados de la mala alimentación. Todo ello supone un gasto muy alto en sanidad.

Producción ecológica por Comunidades Autónomas

En la actualidad, es bastante fácil adquirir productos ecológicos cerca de nuestros domicilios. Andalucía se encuentra a la cabeza casi con 190.000 has cultivadas, seguida por Castilla La Mancha. Si los consumidores lo demandan, los productores cambian. Es complicado cultivar de forma totalmente ecológica en la actualidad debido a la contaminación del agua, pero se puede contribuir a no perjudicar más el medio ambiente ni la salud.

Y recuerda, si no nos gastamos el dinero en consumir productos de alimentación ecológica, lo gastaremos en medicamentos o, indirectamente, en impuestos para corregir los problemas ocasionados por los químicos, tanto en salud como en medio ambiente.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.