Coronavirus


Coronavirus

En los últimos días, el coronavirus está haciendo estragos en todos los sectores. Este virus, que nunca se había visto antes en la especie humana, produce una enfermedad respiratoria. En complicaciones, puede producir neumonía e incluso la muerte como estamos viendo. El coronavirus se propaga de forma directa principalmente, cuando el infectado estornuda, tose o por contacto con las gotas respiratorias. Esta enfermedad tan contagiosa ha hecho que casi el  mundo entero paralice su actividad, para intentar así salvar el mayor número de vidas posibles.

En España se decretó el estado de alarma el día 14 de marzo, afectando a todo el país. Se cerraron todos los sectores relacionados con la hostelería y el turismo, entre otros. A partir de ahí, se han ido modificando los sectores que han tenido que echar el cierre, hasta que hoy sólo los servicios esenciales son los que pueden seguir trabajando. Tras esto, miles de empresas han hecho ERTEs dejando a millones de personas desempleadas temporalmente.

Debido al confinamiento de la población, el sector de la agricultura se está resintiendo especialmente. Los temporeros, normalmente extranjeros, no pueden moverse puesto que se han cerrado fronteras. Además, a pesar de que son millones de desempleados los que existen actualmente, la fruta y la verdura se queda en el campo. Los agricultores y sus asociaciones están alarmando acerca de la situación, ya que no encuentran mano de obra para trabajar en el campo. En países como Francia, el gobierno ha introducido medidas laborales para flexibilizar que personas que se hayan quedado en el paro termporalmente puedan trabajar. Así, se facilita la incorporación de mano de obra a las labores agrícolas.

Otro problema que está viviendo el campo con la crisis del coronavirus es el escaso consumo de productos ganaderos. Al estar cerrado el sector hostelero, la carne que se consume ha disminuido drásticamente. Pollo y cerdo, además de un poco de ternera, es lo que en la actualidad se está vendiendo. Los corderos lechales destinados a las fiestas de Semana Santa, entre otras, se quedan en las explotaciones ganaderas, siendo un problema darles salida al mercado en la actualidad.

Como estamos viendo, todos los sectores están sufriendo con esta pandemia. El sector agroganadero no iba a ser menos puesto que su debilidad le incluye en todas las crisis y esta está siendo una de las peores crisis mundiales de los últimos tiempos.

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.