Contador volumétrico en concesiones


Contador volumétrico en concesiones

La Confederación Hidrogáfica del Guadiana (CHG) ha publicado una guía para la instalación y precintado de contadores volumétricos. Cabe recordar que la instalación de estos contadores es obligatoria para los titulares de derechos concesionales y para los vertidos al Dominio Público Hidráulico. Además, se considera como falta grave no instalar el contador volumétrico en esos casos, incluso aunque se encuentre en zonas no declaradas sobreexplotadas.Contador volumétrico

El titular de la captación, retorno o vertido es el responsable de la instalación del contador y de su mantenimiento. El titular tiene que instalar un contador en cada aprovechamiento con el fin de poder determinar el volumen de agua que se consume. Además, la Administración irá a precintar dichos equipos con el fin de que no se puedan manipular las lecturas, alterarlas o sustituir los aparatos. De este modo, las obras y actuaciones asociadas a su instalación corren a cargo del titular, así como el precintado y desprecintado del contador. En estos casos, se le aplicarán las tasas vigentes correspondientes a estas actuaciones.

A la hora de adquirir el contador hay que tener en cuenta que esté homologado, aprobado por la CHG y que marque correctamente las aguas sucias. Esto no quiere decir que sean aguas residuales, sino que son aguas con arenillas o partículas de arcilla. Además, los contadores no pueden disponer de elementos de borrado del volumen totalizado y tienen que ser aptos para los caudales que se detraen.

La instalación se tiene que hacer siguiendo las instrucciones del fabricante y sujetarlo a la conducción mediante bridas u otros sistemas de unión que permitan sustituirlas fácilmente.

En la guía publicada, la CHG establece la forma indicada a seguir para la correcta instalación de los elementos.

Una vez instalado, el titular tiene que pedir el precintado del contador al Organismo de Cuenca o, en su caso, a la Comunidad de Usuarios. Del mismo modo, se tiene que solicitar el desprecintado en el caso de que sea necesario quitar el precinto a algún elemento.

Además, una Orden del 24 de febrero del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, regula la vida útil de los caudalímetros. Así, se amplía la vida útil de estos aparatos hasta los doce años. Se puede ampliar en periodo de cinco años consecutivos si se demuestra que cumple con los requisitos exigidos. Esta ampliación de la vida útil se ha demandado por comunidades de regantes y asociaciones agrarias durante varios años. Así, se amplía la vida útil de los cinco años que había hasta ahora a los doce años como mínimo según la nueva Orden.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.